Muebles de cocina

Existe gran variedad de materiales para la fabricación de muebles de cocina, aquí te mostraremos algunos y las diferencias entre si, para que puedan elegir el que mejor se adapte a sus gustos, necesidad o presupuesto.

Tienes que tener en cuenta la diferencia entre el material del cuál está fabricado y el material que lo recubre para el acabado, esto es importante para acertar al momento de la elección de los muebles de cocina.

Exiten tres tipos de materiales con los que se fabrican los muebles de cocina, y cada uno de estos materiales maneja un precio diferente.

Materiales de construcción para muebles de cocina:

Muebles de base de aglomerado: Estos muebles de cocina son fabricados a base de restos de madera compactados con resinas o pegamentos.

Su principal atributo es que al ser fabricado por restos de madera son baratos, además se presentan en gran variedad de texturas y colores. Sin embargo, al ser muebles de aglomerados solo pueden ser lisos, sin molduras ni marcos.

IMPORTANTE: Debes estar atento a que estos muebles sean resistentes al agua, de lo contrario podrían hincharse.

Muebles de fibra de madera prensada: Estos son un poco mas costosos que los aglomerados debido a su calidad.

La principal ventaja de estos muebles de cocina es que si se rallan o sufren algún golpe, bastará con enmasillar la parte dañada y quedará como nuevo, esto debido a que este tipo de material tiene laca.

Muebles de madera maciza: Este último de tipo de muebles de cocina está hecho con finas capas de madera maciza.

Al contrario de los otros dos materiales anteriormente mencionados, su principal ventaja de este material no es el precio, es muy costoso, de hecho hay varios fabricantes que no lo comercializan.

Ahora si… pasamos a los materiales para recubrir el acabado de los muebles.

Materiales para recubrir los muebles de cocina:

Muebles recubiertos de madera maciza: Se le podría llamar un clásico, debido a que es muy elegante, natural e inclusive atemporal. Si es de buena calidad, será muy resistente.

Muebles recubiertos de polilaminados: En realidad estos son folios de vinilos, bastante sismilares a la madera en apariencia.

Los inconvenientes de este tipo de material para recubrir es que no resisten con el paso del tiempo y tampoco a los cambios de temperatura, esto hace que el vinilo se despegue y que, al ser imitación, los muebles de cocina se vean poco natural.

Muebles recubiertos de melamina: Esta quizá sea la opción mas acertada para muchos, debido a que es resistente al desgaste y muy económica. Aunque al optar por este material los muebles de cocina solo podrán tener un acabado mate y quizá esperes otro tipo de acabado.

Muebles recubiertos de laminados: Estos son más caros que cualquiera de los ya anteriormente mencionados, y su precio se debe a la gran resistencia que estos tienen al agua, calor, golpes y ralladuras. Al contrario del acabado de polilaminados, este material solo dará un acabado liso a los muebles de cocina.

Muebles recubierto de termoestructurados: Esta sería la opción para aquellos que son amantes de lo rústico, sin necesidad de ser de madera maciza, este acabado tendrá un aspecto rugoso.

Muebles recubierto de lacados: Este acabado mayormente quedará mejor con los muebles fabricados en madera prensada. Mientras mejor sea la laca, mejor será el mueble.

Nota: Son muebles muy brillantes, pero poco resistentes a los golpes y ralladuras.

Muebles recubiertos de aluminio: Estos acabados cada vez están más de moda, son perfectos para combinar con muebles naturales en madera y colores suaves.